Vea los videos

Vea nuestros exclusivos videos en nuestro canal de you tube haciendo click aqui.


jueves, 3 de abril de 2014

HERNIA DE DISCO EN ENFERMERAS POR MOVILIZAR Y TRASLADAR PACIENTES


Hace un tiempo en este Blog posteamos un caso de una enfermera de geriátrico que habia sido indemnizada por una hernia de disco causada por movilizar ancianos. Ver enlace. 

En esta ocasion vamos a comentar dos casos similares. 

En el primero de ellos se otorgó una indemnización a una enfermera de neonatología que sufrió un accidente al movilizar y trasladar madres parturientas en sillas de ruedas por las escaleras del sanatorio y las incubadoras.  

La Camara Nacional de Apelaciones del Trabajo le otorgó una indemnización por la incapacidad sufrida por una hernia sufrida en dicha ocasión, con los siguientes fundamentos: 


Del relato de los testigos se desprenden las tareas realizadas durante la evacuación: 

 La testigo Ferreira Dos Santos (fs. 377/378), declaró que era empleada de la demandada y que conocía a la actora del Sanatorio de la Trinidad, donde se desempeñaba como enfermera en la parte de neonatología. Explicó que ambas cumplían los mismos horarios los días sábados, domingos y feriados de 7 a 21 horas y que la accionante sufrió un accidente de trabajo cuando tuvieron que efectuar la evacuación del Sanatorio a causa de una fuga de gas que hubo en Bullrich esquina Cerviño el día 21 de setiembre de 2005 ó 2006. Manifestó que la actora estuvo haciendo fuerza trasladando en sillas de ruedas a las madres que estaban en el Sanatorio y a los bebés en las incubadoras hacia la calle y que, a partir de ahí, comenzó a sentir dolor en el brazo, cree que era el brazo derecho, y que lo supo porque la vió. Los chicos fueron trasladados al Medical Center y luego fueron nuevamente traídos a la unidad de terapia intensiva neonatológica, donde la actora ayudó a ordenar y volvió a nursery también a organizar. Agregó la dicente que también evacuaron el material que podían llegar a necesitar, monitores, sondas, leche y pañales, porque no sabían cuánto tiempo no iban a estar en el Sanatorio. Manifestó además que todo el personal que estaba trabajando en ése momento hizo la evacuación, alrededor de 8 ó 10 enfermeras de neonatología, dos mucamas, un auxiliar de servicio, cuatro ó cinco médicos que estaban en ese momento y los camilleros. Sostuvo que la lesión de la actora fue posterior al traslado de los pacientes y que, anteriormente, nunca había referido dolor en el brazo. No sabe cuántas madres fueron trasladadas por la actora, que había muchos bebés chicos y que se actuó con la mayor calma posible sin alterar a nadie y que todos ayudaron a trasladar.

Entonces el Juez fundamentó: 

contrariamente a lo sostenido por la recurrente, de la prueba testimonial aportada a estos autos surge acreditado que la actora sufrió el 21/9/05 un accidente en ocasión y con motivo de su trabajo en el Sanatorio de la Trinidad al ayudar a la evacuación de personas e incubadoras, por lo que la queja de la demandada Galeno Argentina SA. no puede tener recepción favorable en este aspecto.
Desde esa perspectiva, considero que el esfuerzo que implicó empujar sillas de ruedas con pacientes por las escaleras y las incubadoras resultaban cosas generadoras de un riesgo específico pues es evidente que, por el peso que tenían, exigían un considerable esfuerzo físico para movilizarlas. Por otra parte, en el caso, es indudable que al evidente riesgo generado por las “cosas” (sillas de ruedas con personas e incubadoras) se agrega como factor desencadenante el hecho que debieron ser movilizados por escaleras ya que los ascensores no podían ser utilizados. Creo oportuno recordar aquí que en el Ac. Pl.Nº 266, “Perez, Martin I. C/Maprico SAICIF” del 27/12/88 se fijó la siguiente doctrina: “en los límites de la responsabilidad establecida por el art. 1113 C.Civil, el daño causado por el esfuerzo desplegado por el trabajador para desplazar una cosa inerte, puede imputarse a riesgos de la cosa”. En consecuencia, es evidente que el accidente guarda relación causal adecuada con el riesgo de las cosas que la empleadora tenía bajo su guarda (sillas con personas e incubadoras) y que, por lo tanto, la situación resulta encuadrable en el esquema de responsabilidad previsto en el art. 1113 del Código Civil.
CAMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO, SENTENCIA DEFINITIVA Nº: 97.964 SALA II Expediente Nro.: 31.813/2006 (Juzg. Nº 15) AUTOS: "LAZARTE GLADIS MARGARITA c/ SANATORIO LA TRINIDAD PALERMO S.A. Y OTROS s/ ACCIDENTE ACCION CIVIL" 30/4/2010


En el segundo caso se trata de una enfermera de un establecimiento donde atendía pacientes ancianos con alzheimer. 

Del relato de los testigos se desprende que: Los testigos de ambas partes (Cejas: fs. 245/246; De Sousa fs. 261; Rogel fs.310/311; Canto fs, 248/249) todas enfermeras y con conocimiento de la labor desarrollada por la actora, por haber trabajado en el lugar, fueron contestes en Miriam Pacheco fue asignada al sector Raggio y Devoto donde atendía a enfermos con mal de Alzheimer, que implicaba higienizarlos, cambiarlos, darlos vuelta, movilizarlos, muchas veces a personas de considerable peso y volumen físico, sola habitualmente.

El Tribunal condena al empleador a pagarle una indemnización con el fundamento: 

La actividad laboral prestada por la actora como enfermera habiendo sido designada al cuidado de pacientes gerontes con alzheimer que practicamente los inmobiliza, a la edad de la actora, significa que el concepto de “cosa” debe ampliarse al de ámbito laboral. Y el de “cosa riesgosa” al de “actividad riesgosa”.

Ya sea por aplicación de la primera parte del segundo párrafo del art.1113

del Código Civil …”en los supuestos de daños causados con las cosas” o la segunda parte del mismo párrafo….”si el daño hubiere sido causado por el riesgo…de la cosa” no hay eximición total o parcial de responsabilidad para la demandada toda vez que no ha demostrado que de su parte no hubo culpa, y menos acreditado la de la víctima o de un tercero por quien no debe responder.

De todo ello corresponde inferir, a tenor del encuadre dado al reclamo, que resultan de aplicación las previsiones del art. 1113 del Código Civil, por cuanto en la provocación del daño ha intervenido una cosa (interpretando este término en toda su extensión, la cual, además, resulta notoriamente provocadora de riesgos o peligros. A la parte demandada, atendiendo a las defensas esgrimidas, le correspondía acreditar los extremos antes citados para así disolver el nexo causal.

Si bien la lesión incapacitante sufrida por la actora no constituyó un accidente súbito, si quedó probado que se produjo a partir de un esfuerzo con un paciente en julio de 2008 a partir de lo cual se registran diversos tratamientos médicos en su legajo hasta su despido por la empleadora. Por lo tanto tampoco pueda decirse que se trata de una “enfermedad profesional o laboral” y sí más bien una lesión producida por el trabajo profesional de enfermera en el cuidado de enfermos.

Consecuentemente he de propiciar la revocación de la sentencia de grado, haciendo lugar a la demanda de daños y perjuicios con base en el art. 1113 entablada por la actora, de la cual se atribuye responsabilidad directa a la accionada de autos.

CAMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO SALA VI EXPTE. Nº 10.590/2009 JUZGADO Nº 6 AUTOS: “PACHECO MIRIAM RAQUEL C/ SOCIEDAD ITALIANA DE BENEFICIENCIA EN BUENOS AIRES Y OTRO S/ ACCIDENTE – ACCION CIVIL”


De los casos antes reseñados se desprende la responsabilidad del empleador y de la ART por los daños producidos en la salud de las enfermeras causados por levantar y movilizar cosas y personas inertes (pacientes). 

En un articulo en que hace se referencia a la peligrosidad de dicha tarea y los recaudos que deberían cumplirse y enseñarse a las enfermeras para disminuir los riesgos en su salud, se dice: 


Las tareas de movilización y levantamiento de pacientes son la principal causa de lesiones  músculo-esqueléticas en el personal de la salud. Estos trastornos pueden ir desde  síntomas leves de aparición periódica hasta cuadros crónicos altamente incapacitantes.  Entre los principales ejemplos se incluyen los dolores lumbares, hernias de disco,  tenosinovitis, síndrome del túnel carpiano, y los esguinces y distensiones musculares de  hombros. Estas tareas son realizadas fundamentalmente por enfermería en forma manual y de manera repetitiva, lo que aumenta las chances de sufrir estas lesiones en el trabajo. 

El documento completo, que se llama "Fragil! pautas para movilizar y desplazar pacientes"  Ver Link


En otro trabajo universitario se indica: En el trabajo de enfermería se desarrollan múltiples tareas en donde a veces se requiere de un gran esfuerzo físico. La movilización y el transporte de  pacientes, el trabajo prolongado de pie, los movimientos repetitivos y la falta de  descanso por tener doble trabajo en la mayoría de los profesionales, constituyen importantes factores de riesgo que producen con el paso del tiempo, lesiones  óseas, musculares, articulares y tendinosas. Si a esto se le suma una postura  inadecuada y una incorrecta aplicación de los principios de mecánica corporal el riesgo aumenta. 

El texto completo aquí. 


Gabriel Martinez Medrano
abogado de trabajadores
especializado en accidentes de trabajo
y enfermedades profesionales
gabrielmartinezmedrano@gmail.com