Vea los videos

Vea nuestros exclusivos videos en nuestro canal de you tube haciendo click aqui.


martes, 29 de octubre de 2013

AJUSTE DE INDEMNIZACIONES CONTRA LA INFLACIÓN…. PARA LAS HERNIAS TAMBIÉN.

La Sala 6ta de la Cámara Laboral de la Capital Federal (CNAT) el día 23/8/2013 dictó una importante sentencia en materia de accidentes del trabajo mediante la cual autorizó la aplicación de un ajuste a un crédito laboral. El mecanismo de ajuste se llama RIPTE y consiste en una actualización del crédito laboral por accidente por el índice que elabora el Ministerio de Trabajo de salarios promedio. Esta solución es la prevista en la Ley 26.773 y solo rige en los juicios contra las ART donde se reclamaron las prestaciones de la Ley de Riesgos de Trabajo.

En el caso comentado (Martínez Pablo c/ Consolidar), el trabajador era acreedor a una indemnización fijada en $ 32.726.43 por un accidente de junio de 2011.

La Excma. Cámara aplicó el índice de actualización RIPTE al mes de diciembre de 2012, el cual multiplica la indemnización por 2,31, llegando a un monto de capital de $ 101.871 a los cuales deben sumarse los intereses por la demora en el pago.

La aplicación del índice RIPTE de corrección intenta paliar la inflación desde el accidente hasta el pago de la indemnización. Además la ART debe pagar intereses por la demora en el pago.

Algunos conceptos interesantes de la sentencia son los siguientes:

Es deber del Juez restablecer la protección constitucional cuando ella ha sido desactivada por la acción u omisión que surge del contexto normativo en un momento dado, porque implica ni más ni menos que restablecer el principio de supremacía de la Constitución a través del control de constitucionalidad.
La Corte avanzó más en la materia cuando estableció que según el caso concreto una prestación dineraria de la ley especial puede resultar violatoria del Art.14 bis y del principio protectorio si no resulta adecuada. En el caso de autos, considerando la incapacidad del trabajador accionante y su nivel remuneratorio de mantenerse el tope legal, se lo colocaría en esa situación.
El caso es Martínez Pablo Roberto c/ CONSOLIDAR ART S.A. del 23 de agosto de 2013, CNAT Sala VI.