Vea los videos

Vea nuestros exclusivos videos en nuestro canal de you tube haciendo click aqui.


sábado, 2 de marzo de 2013

TRABAJADOR HERNIADO QUE RECLAMA. DESPIDO REPRESALIA. SE COMPENSA CON JUSTA INDEMNIZACION POR DANO MORAL


En el dia de ayer fuimos notificados de una Sentencia de la CAMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO (con asiento en Buenos Aires), Sala I, que confirmo una sentencia de Primera Instancia que otorgo a nuestro cliente una indemnizacion por dano moral consistente en 13 salarios, en forma adicional a las indemnizaciones por despido previstas en la ley de Contrato de Trabajo.

Un poco de historia:

Nuestro cliente, Cristian,  trabajaba en la fabrica de cubiertas para auto Bridgestone Firestone (ubicada en la localidad Llavallol). 

Con motivo de las tareas que realizaba sufre un accidente de trabajo en su espalda (hernia de disco lumbar), por el cual fue operado. 

En 2009, luego de intensos reclamos, inicio una instancia de conciliacion en el Ministerio de Trabajo. Unos dias despues, la empresa lo despide como represalia a que habia reclamado (para escarmentar a los demas).  

Iniciamos en su representacion dos juicios, uno por el accidente de trabajo (hernia de disco) y otro por el despido.

En el primer juicio nuestro cliente vencio a Bridgestone y obtuvo una indemnizacion acorde con su estado fisico y de salud.

La novedad es que, en el juicio de despido, ademas de las indemnizaciones previstas en la ley (antiguedad, preaviso, etc), el Juez laboral condeno a Bridgestone a pagarle al obrero una indemnizacion especial consistente en 13 sueldos, por considerar que el despido era discriminatorio y obedecia a una represalia porque el trabajador habia iniciado el reclamo por accidente.

Es decir que, con satisfaccion podemos decir, que la conducta de la empresa ha sufrido un escamiento, ya que ademas de pagarle por el accidente y por el despido, deben indemnizarlo por haberlo discriminado. 

Esperamos que fallos como este, sienten ejemplo para las empresas que no cuidan la salud de sus obreros y cuando estos se accidentan, prescinden de ellos como si se tratara de piezas descartables de una maquina, incluso despidiendo a quien reclama para escarmentar al resto del personal.

Mantenemos la confidencialidad de nuestro cliente. El fallo fue dictado por la Sala I de la Camara Nacional de Apelaciones del Trabajo con voto extenso de la Dra Gabriela Alejandra Vazquez y adhesion de la Dra Gloria Pasten (fallo unanime).