Vea los videos

Vea nuestros exclusivos videos en nuestro canal de you tube haciendo click aqui.


miércoles, 8 de febrero de 2012

CUANDO EL TRABAJO CONTRIBUYE AL AGRAVAMIENTO DE HERNIA DE DISCO, EL EMPLEADOR DEBE INDEMNIZAR

ENFERMEDAD LABORAL. AFECCIÓN DISCAL. Labores que requerían la realización de movimientos de torsoflexión. CONCAUSA. Agravamiento del cuadro patológico que presentaba la trabajadora. Enfermedad profesional no incluida en el listado de enfermedades profesionales. Art. 6.2, inc. a, de la Ley 24557. RESPONSABILIDAD CIVIL DE LA EMPLEADORA. Procedencia. Cuantificación de los perjuicios. Indemnización del DAÑO MATERIAL y del DAÑO MORAL. Procedencia
“L., M. M. A. c/ La Segunda A.R.T. y otro s/ accidente – acción civil” – CNTRAB – 23/08/2010

“Los dichos de los testigos cuestionados en el recurso resultan suficientemente convictivos y acreditan la existencia de un trabajo que requería, de manera normal y habitual, la realización de movimientos de torsoflexión que, según el fundado dictamen del perito médico, constituyen en la especie “causa agregada que modifica desfavorablemente la evolución de un cuadro patológico” que presenta la trabajadora.”

“En lo que respecta a la determinación de la concausa, advierto que luce suficientemente claro del informe médico y las posteriores aclaraciones formuladas, que la patología de la trabajadora se agravó por los trabajos que realizaba para la demandada, extremo que no encuentro fundadamente rebatido en el recurso.”

“La patología que evidencia la demandante no encuentra recepción en el Listado de Enfermedades Profesionales, y ello impide conceptualizarla como enfermedad profesional para la ley 24.557. De allí que en la extravagante concepción adoptada por la Ley de Riesgos del Trabajo en materia de incapacidades derivadas de procesos patológicos lentos, reñida con los principales principios de la seguridad social y en especial con el de universalidad, la afección discal de la accionante no resulta amparada, circunstancia que, consecuentemente, torna inaplicable al caso al cuestionado art. 39, apartado 1, del citado régimen legal. Ello es así por cuanto dicho apartado 1 exime de responsabilidad civil al empleador ante las prestaciones otorgadas por la ley 24.557, de manera que, como es de toda evidencia, las contingencias incapacitantes no amparadas por ese restrictivo régimen legal, y por las que éste no otorga prestaciones, no eximen de responsabilidad civil al empleador. Por ende, resulta acertada la decisión de grado, en cuanto consideró innecesario dar tratamiento al planteo de inconstitucionalidad de un precepto que no opera en el caso.”

“No puede alegarse con un mínimo de seriedad jurídica que el art. 6, apartado 2, inciso a), párrafo final disponga que las enfermedades no previstas en el Listado no serán indemnizables, salvo por la vía del procedimiento especial de inclusión reglado por el decreto 410/01. Ello sería dar una interpretación absurda al texto de la norma… En modo alguno puede entenderse que esa regla dispone que los daños que el trabajador sufra no puedan ser objeto de reparación, aún cuando se determine que fueron provocados por el empleo, por la mera circunstancia de que quienes confeccionaron el Listado de marras -seres humanos falibles- no hayan previsto su patología incapacitante.”

“Este debate fue zanjado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación cuando en el caso “Silva, Facundo Jesús c/ Unilever de Argentina SA” [Fallo en extenso: elDial.com - AA4431] (sentencia del 18-12-07) declaró por mayoría que el citado art. 6, LRT, no veda la reparación según las reglas del derecho común de enfermedades no previstas en dicha ley, amén de que el voto minoritario asentó que la otra posible interpretación –la que acabo de anatemizar- resultaría contraria a la Constitución Nacional.”

“En este sentido me he expedido en un precedente de esta sala en el que se discutía la reparación de una enfermedad profesional no incluida en el Listado de Enfermedades Profesionales (in re “Moreno, José Ramón c/ Pizzería Centro S.A. s/ Accidente – Acción Civil” [Fallo en extenso: elDial.com - AA5D61] Expte. N°25.785/00 SD N°97595). En tal oportunidad sostuve que, para el caso de entenderse que la contingencia no está cubierta por la LRT, en modo alguno ello cercenaba el derecho constitucional de quien resulte dañado injustamente a obtener la reparación integral por parte del autor del daño, si mediaron causas jurídicas y materiales de reproche e imputabilidad, conclusión aplicable en la especie.”

Citar: [elDial.com - AA6591]