Vea los videos

Vea nuestros exclusivos videos sobre como cobrar la indemnización por hernia de disco a la ART.

VIDEOS ACCIDENTES DE TRABAJO

Loading...

lunes, 28 de junio de 2010

PROCEDE DEMANDA CONTRA ART SIN HACER JUICIO AL EMPLEADOR

Procede Demanda Contra ART sin Accionar Contra la Empleadora
Fuente www.abogados.com.ar

La Sala V, perteneciente a la Cámara Nacionalde Apelaciones del Trabajo, revocó una sentencia de grado que liberaba a una ART de la obligación de resarcir por una acción civil planteada en el fuero laboral por parte de una trabajadora. En la causa “Silva Zunilda Itatí c/ Provincia ART s/ accidente - acción civil”, la demanda fue iniciada únicamente contra la aseguradora con fundamento en el artículo 1074 del Código Civil.

La señora Silva, en el escrito inicial, invocó que sus tareas consistían en la limpieza de una escuela maternal en la que se desempeñaba como auxiliar, donde se ocupaba del aseo de los baños, aulas, comedor y escuela en general. Asimismo, brindaba la atención de los niños que almorzaban, y para ello debía adoptar posiciones desgastantes en un intenso ritmo de trabajo y realizar labores de fuerza estática-dinámica con movimientos repetidos.

Agregó que todo su cuerpo estaba sometido a esfuerzos, por lo cual debía soportar la carga tanto estática como dinámica, seguido lo cual su columna vertebral se vio afectada. Es así que inició una demanda contra la ART bajo fundamento de lo normado por el artículo 1074 del Código Civil al sostener que incumplió con las obligaciones que la ley 24.557 le impone a través de los artículos 4 inciso 2 y 31 apartado 1a.

Sostuvo que se trató de una omisión culposa y que no se requirió de la intención de provocar el daño. Asimismo, citó como tercera a su empleadora, la Municipalidad de Lanús, la cual intervino en la causa con la solicitud de que la demanda procediera contra la ART. El resultado de la acción en primera instancia fue negativo para la actora, a la luz de haberse interpretado la prueba como no conducente para tener por probada la incapacidad.

Arribada la causa a la segunda instancia, los jueces valoraron la prueba de forma contraria al a quo, y en virtud de ello se inclinaron por condenar como única responsable a la ART. El primer medio probatorio ponderado fue la opinión de los expertos. Respecto de la experticia médica, indicaron que el doce por ciento de incapacidad laboral no había sido impugnado correctamente, y que por lo tanto debían acogerse al mismo.

En cuanto al perito ingeniero en seguridad e higiene, su dictamen manifestó que no se le habían proveído los elementos necesarios para realizar adecuadamente la tarea, tanto guantes como cursos de capacitación. Señaló expresamente que no existieron constancias de la entrega a la trabajadora de las medidas preventivas en higiene y seguridad.

En forma coincidente se expidió la testigo Rivas, quien dijo ser compañera de trabajo de la actora en la guardería y explicó que el horario de trabajo era de 11:30 a 17:30. Manifestó que Silva lavaba los salones, levantaba los bancos arriba de la mesa para poder baldear, traía agua, y al dar razón de sus dichos, explicó que las dos hacían la misma tarea por ese entonces.

Finalmente, los vocales indicaron que para arribar a la conclusión se ciñeron al antecedente jurisprudencial denominado “Torrillo”, perteneciente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde se condenó de forma plena por el Código Civil a las ART.

domingo, 6 de junio de 2010

REPARACION POR LUMBALGIA (ELECTRICISTA DE FABRICA DE BARCOS)


En el juicio“CLADIS, Miguel Angel / A.F.N.E. s/ Ley 9688" la Camara Federal de La Plata en sentencia dictada el 28 de febrero de 2010, condenó a la empresa Astilleros y Fábricas Navales del Estado S.A. pagar una indemnizacion por el daño causado al obrero que se desempeñaba como electricista de la fabrica de navíos.

La pericia médica consideró que la lumbalgia que sufria Cladis era causada por microtraumas derivados de la realización de esfuerzos columnarios propios de su tarea.

El Juez de Primera Instancia hizo lugar a la demanda y, apelada que fue por el demandado, la Camara ratificó la incapacidad en el orden del 22,30% (incluida otros sintomas como hipoacusia).

El dictamen médico diagnosticó que el actor padece “Síndrome radicular lesional en la L5 derecha y en la C6, C7 Bilateral, que le ocasiona cervicalgia bilateral y lumbalgia, dando una incapacidad parcial y permanente del 15%...Presenta una Hipoacusia Perceptiva Bilateral, con acúfenos que lo incapacitan parcial y permanente en el 11%...En el aparato cardio circulatorio, bloqueo de rama derecha incapacidad parcial y permanente del 5%...” (la negrita es nuestra). Asimismo, en cuanto al vínculo de las dolencias con el trabajo, el experto manifestó que el 20% de la incapacidad corresponde a su estado anterior y el 80% corresponde a las tareas y al ambiente laboral de la empresa demandada, concluyendo que el actor presenta una incapacidad parcial y permanente de 31% de la T.O.


Asimismo, la vinculación de las afecciones descriptas con factores generados en el ambiente laboral, surge del aporte de los testimonios obrantes en autos.

Los testigos describen las tareas, el lugar de trabajo y el ambiente laboral de manera coincidente. Afirman que el actor desempeñaba su labor de electricista en barcos en construcción y que sus labores se realizaban en un ambiente ruidoso (“…para comunicarnos teníamos que gritarnos entre nosotros…”), con tareas que requerían exigencias físicas (“…arrodillado…gateando…”; “…llevar cables y bajar escaleras, con cables al hombro,…con peso de unos cinco o diez kilos…”), en lugares descriptos con características que propician problemas de salud (“...frío, húmedo…principalmente, cuando comienza la construcción del barco, queda poco aire para respirar,…y por eso, se ponía una manguera de respiración…”).