Vea los videos

Vea nuestros exclusivos videos en nuestro canal de you tube haciendo click aqui.


jueves, 23 de diciembre de 2010

CONDENAN A COTO A PAGAR A EMPLEADA DEL PATIO DE COMIDAS POR HERNIA DE DISCO


La Cadena de Supermercados COTO fue condenada a pagar cerca de $100.000 a una empleada por una hernia de disco causada por el esfuerzo desarrollado en su tarea.

transcribimos parte de la sentencia de la CAMARA LABORAL de la Ciudad de Buenos Aires:



La demandada Coto C.I.C.S.A. se considera agraviada porque se hizo lugar al planteo de inconstitucionalidad que articuló la actora contra el artículo 39.1 de la ley 24.557 en cuanto veda la posibilidad de accionar civilmente y por la admisión del resarcimiento fundado en el artículo 1113 del Código Civil. También cuestiona la cuantía del monto de la indemnización establecida en origen, la extensión de la condena dispuesta contra la aseguradora de riesgos del trabajo codemandadas, los intereses fijados y los honorarios regulados a favor de los profesionales intervinientes por estimarlos elevados.

La actora interpuso la presente acción contra su empleadora Coto C.I.C.S.A. y la aseguradora de riesgos de trabajo La Segunda A.R.T. S.A. al denunciar la existencia de una afección de columna (v.g.lumbociatalgia crónica por discopatía lumbar) que atribuyó a la mecánica laborativa descripta en el escrito de demanda

En el caso, la actora (hoy fallecida) adujo haber realizado durante casi tres años tareas de limpieza y de reposición de mercaderías como parte de su desempeño como vendedora en el "patio de comidas" del local de la demandada sito en la calle Paysandú Nº 1842 de esta ciudad. Según lo afirmado en el escrito de demanda, dichas tareas le exigían la realización de esfuerzos frecuentes y repetitivos de la columna vertebral por la realización de rotaciones y flexiones con manipulación de elementos de peso, tales como las pesadas rejillas de hierro que dijo debía retirar al limpiar las canaletas de desagüe del piso y las bachas con alimentos que trasladaba al realizar la reposición de mercaderías.

la experticia médica corroboró sobre la base de los estudios realizados la existencia del daño aducido en la demanda al informar que la actora, que entonces tenía 24 años de edad, portaba una incapacidad del 30% de la t.o. por la secuela quirúrgica en la columna lumbosacra y la sintomatología dolorosa allí descriptas que el perito traumatólogo consideró compatibles con una hernia de disco atribuible a la realización de esfuerzos con flexiones y extensiones bruscas de la columna vertebral. El experto prescribió además la necesidad de una rehabilitación quinésica durante no menos de seis meses, a razón de dos veces por semana y con un costo que estimó en $80 por sesión (ver fs.256/359).

En cuanto a la vinculación causal, las declaraciones testificales de Franco (a fs. 256), Heredia (fs.257) y Mercedes (fs. 261) ratificaron la realización de las tareas de esfuerzo por parte de la actora al referir en forma conteste que debía empujar pesados carros, manipular bachas, transportar cajas de mercaderías y remover las rejillas de las canaletas de desagüe.Si bien manifestaron que la actora habitualmente utilizaba los botines, los guantes y la faja de seguridad que habían sido suministrados por la empresa, también refirieron no haber recibido instrucciones para el levantamiento y la manipulación de pesos. Navarro (fs. 334), quien declaró a instancias de la demandada, manifestó que con el carro se solían transportar dieciseis bachas de más de dos kilos cada una y que entre las tareas asignadas a los vendedores (como lo era la actora) estaba el retiro de las rejillas del piso para proceder a su limpieza. Las declaraciones resultan circunstanciadas y los testigos han dado razón suficiente de lo que afirman, de modo que merecen valor convictivo

En las condiciones referidas cabe inferir que la enfermedad de la columna vertebral (hernia de disco) que padecía la actora se hallaba en una relación causal adecuada con el riesgo de las cosas que la empleadora demandada tenía bajo su guarda (v.g.las bachas con alimentos y las rejillas de las canaletas de desagüe que debía manipular). Por ello, ante la ausencia de prueba del carácter inculpable de la afección que las accionadas alegaron en el responde (especialmente en cuanto refiere a la ausencia de un examen preocupacional que evidenciara la preexistencia de la afección), concluyo que en el caso se encuentran debidamente reunidos los presupuestos fácticos que tornan procedente la responsabilidad pretendida con fundamento en el artículo 1113 del Código Civil

Partes: Rajoy Carla Miriam c/ La Segunda A.R.T. S.A. y otro s/ accidente - acción civil

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: X

Fecha: 14-oct-2010