Vea los videos

Vea nuestros exclusivos videos en nuestro canal de you tube haciendo click aqui.


martes, 13 de julio de 2010

CORTE DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES CONDENA A ART POR HERNIA


LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE BUENOS AIRES HACE RESPONSABLE A LA ART FEDERACION PATRONAL POR LA HERNIA DE DISCO, INCLUSO POR LA INDEMNIZACION PLENA (no limitada a los números de la Ley de ART). Responsabilidad civil total de la ART.

En la causa L. 101.137, "Brest, Rubén E. contra José Mascheroni e Hijos S.R.L. Accidente de trabajo" de fecha 14 de junio de 2010 se resolvió revocar una sentencia de la Cámara de Junin que había exculpado a la ART de responder ante el trabajador.

El Máximo Tribunal provincial revocó la decisión y extendió la condena en su totalidad contra Federación Patronal Seguros ART.

Un resumen del caso es el siguiente:

En el veredicto, el juzgador consideró acreditado que el actor padece de "secuela de hernia discal con compromiso foraminal del receso lateral izquierdo intervenida quirúrgicamente con alteración electro-miográfica severa que impide la marcha normal", lesión que le ocasionó una minusvalía del 50% del índice de la total obrera y guarda relación causal con las tareas desempeñadas para el empleador codemandado

el tribunal desestimó la acción dirigida contra "Federación Patronal Seguros S.A.", cuya excepción de falta de legitimación pasiva, como anticipé, declaró procedente.

III. El recurso debe prosperar, con el siguiente alcance.

2. En efecto, interpretando absurdamente el fundamento de la acción deducida en la demanda contra "Federación Patronal Seguros S.A.", el a quo admitió la excepción de falta de legitimación pasiva en el entendimiento de que, al "responder únicamente en razón de su contrato de afiliación" aquélla no podía ser responsabilizada por ningún reclamo ajeno a la ley 24.557, ignorando que en la demanda el accionante peticionó que la aseguradora fuese considerada ‑en virtud de los incumplimientos en que, a su juicio, incurrió respecto de las obligaciones de seguridad, prevención y control de los riesgos del trabajo que las normas que identificó ponen en cabeza de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo‑ civilmente responsable de los daños por él padecidos.

De ese modo, el actor denunció configurada la responsabilidad civil extracontractual por omisión (art. 1074 del Código Civil) de la aseguradora, pretensión en relación a la cual mal pudo juzgarse ‑como erróneamente lo hizo el juzgador de grado‑ que ésta carecía de legitimación pasiva en virtud de que, al limitarse su responsabilidad contractual derivada del contrato de afiliación al pago de las prestaciones de la ley especial, "la relación entre el actor y la demandada le resulta totalmente ajena" (sent., fs. 254 vta.). Es que, en definitiva, el fundamento de la pretensión de condena de la Aseguradora de Riesgos del Trabajo se estructuró por un carril diferenciado y autónomo, cual es el delimitado por, entre otras normas, los arts. 4 y 31 de la ley 24.557 y 19 y ss. del decreto 170/1996 (demanda, fs. 36 vta.), obligaciones legales cuyo incumplimiento derivó ‑a criterio del accionante‑ en el encuadramiento normativo contenido en el art. 1074 del Código Civil (conf. en similar sentido, causa L. 83.118, "S., V.", sent. del 9‑V‑2007).

De ello se colige que, contrariamente a lo que resolvió el a quo ‑de cuyas afirmaciones pareciera desprenderse que la Aseguradora de Riesgos del Trabajo no puede ser condenada en el ámbito de la normativa del Código Civil en virtud de que ello no fue pactado en el contrato de afiliación que celebró con la patronal, por medio del cual se obligó a otorgar, exclusivamente, las prestaciones establecidas en la referida ley especial‑ lejos de pretender sustentar la responsabilidad de "Federación Patronal Seguros S.A." en las previsiones del referido contrato, el actor entendió configurada ‑reitero‑ la responsabilidad civil extracontractual de la aseguradora como consecuencia del incumplimiento culposo, por omisión, de un deber legalmente establecido ‑el de adoptar las medidas de prevención de los riesgos del trabajo que culminaron dañando al trabajador‑ (conf., en ese sentido, causa L. 96.124, "L.,N.", sent. del 15‑VII‑2009, con voto del suscripto en primer término). Por lo tanto, resulta acertada la afirmación de la recurrente en tanto señala que el tribunal de grado incurrió en absurdo al excluir a la Aseguradora de Riesgos del Trabajo de toda responsabilidad sin efectuar análisis alguno de los hechos y el derecho invocados por el actor para fundar la pretensión.

Y, siendo ello así, resultan por completo desacertadas las referencias que formuló el tribunal en orden a que "al responder únicamente en razón del contrato de afiliación por la aplicación de la ley 24.557", la Aseguradora de Riesgos del Trabajo "no deviene responsable en forma alguna, en relación a ningún reclamo planteado fuera de la ley citada" (sent., fs. 254 vta.), habida cuenta que ello implicaría tanto como sostener, con alcance general, que cualquiera fuese el incumplimiento de la aseguradora de las obligaciones que legalmente le han sido impuestas, ello nunca podría constituir la causalidad jurídica computable a los fines de su responsabilidad, definición que importaría consagrar "una suerte de exención de responsabilidad civil, absoluta y permanente, de las aludidas empresas en el marco obligacional indicado", proceder que ha sido descalificado por arbitrario por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (conf. C.S.J.N., voto de la mayoría en la causa S. 1478. XXXIX. Recurso de hecho, "Soria, Jorge Luis c/ RA y CES S.A. y otro", sent. del 10‑IV‑2007; en igual sentido, esta Suprema Corte, causa L. 98.584, "Bordessolies de Andrés", sent. del 25‑XI‑2009).

A ello cabe añadir que, más recientemente, la Corte federal ha admitido expresamente la posibilidad de que las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo puedan ser eventualmente condenadas en el marco del derecho común en virtud de incumplimientos de los deberes de prevención y control (conf. C.S.J.N., causa T. 205 XLIV, "Torrillo, Atilio Amadeo y otro c/ Gulf Oil Argentina S.A. y otro", sent. del 31‑III‑2009).

3. A tenor de lo señalado, se impone concluir que ‑sin que corresponda adelantar opinión sobre la suerte de la pretensión‑ la legitimación pasiva de "Federación Patronal Seguros S.A." para ser demandada en los términos planteados en el escrito de inicio resulta indiscutible, por lo que corresponde revocar la decisión en cuanto acogió la excepción por ella deducida.